viernes, 12 de enero de 2018

Un Abanico y un Cuento

Hoy retomo la entrada de Un Abanico y un Cuento .
Me gusta empezar esta entrada con un abanico en blanco donde poder escribir,pintar en este caso a propósito del cuento...



                                                            "No es fácil librarse de cargas"

Hace mucho tiempo,dos jóvenes monjes iniciaron un largo viaje para conocer a un viejo monje muy sabio.
El viaje era largo y suponía tener que atravesar montañas y valles.

Durante el viaje os dos jóvenes monjes hablaron de lo contentos que estaban por haber tomado la decisión dedicarse al mundo espiritual y haber liberado el alma de pesadas cargas que les habían acompañado has que decidieron ser monjes

Aquel viaje,no solo era la búsqueda de su maestro espiritual,sino la confirmación de que habían dejado atrás el mundo material para consagrarse de lleno a la fe.

Por eso para estos jóvenes monjes ,el viaje tenia un significado muy especial.


A lo largo del viaje,pasaron la estación de las lluvias con lo que se encontraron el camino lleno de barro y fango.



En uno de los caminos se encontraron a dos hermosas y jóvenes muchachas en un paso especialmente dificultoso,era realmente difícil poder cruzarlo sin llenarse de barro los ropajes.

Uno de los monjes al ver alas muchachas dubitativas,le dijo "ven muchacha,te ayudare a cruzar" y cogiéndola en brazos,la deposito suavemente al otro lado del camino a salvo del barro.

El  otro monje al ver lo que había hecho su amigo,decidió ayudar a la otra muchacha de tal manera que pudiesen seguir su camino.


Aquella noche,los dos monjes decidieron parar a descansar en un templo donde les ofrecieron hospitalidad.

Cuando estaban descansando,uno de ellos se dirigió al otro diciéndole: "¡Nosotros los monjes no debemos acercarnos alas mujeres!Especialmente si son jóvenes y hermosas.¿Por que cogiste a esa muchacha en brazos? "

" Vaya",le respondió el otro monje "Yo deje a esa muchacha al otro lado del barrizal,pero veo que tu todavía la llevas a cuestas "

moraleja.-
¿has revisado últimamente tu mochila?quizás llego el momento de aligerarla de peso

LIBERARSE DE LAS CARGAS INÚTILES ES UNA SABIA DECISIÓN. SABER COMO LIBERARSE DE ELLAS, ES MAS SABIO TODAVÍA.

                                                                                         (cincuenta cuentos zen"Jose J.de Olañeta)

 Este es un Abanico muy especial y que yo he tenido que sacar de mi mochila para liberar carga.

Espero que ha vosotros también os ayude este cuento y su enseñanza,conmigo lo ha hecho

y ahora me voy a acompañar como todos los viernes a Marcela y su finde frugal...¿me  acompañas?

Muy feliz fin de semana y un millón de abrazos